No sos un accidente

Como sabiamente dijo Albert Einstein, “Dios no juega a los dados”, tu vida no es fruto del azar, ni de la casualidad... pero lamentablemente muchos de nosotros pasamos gran parte de la vida, y a veces toda la vida, queriendo ser algo para lo que no nacimos… Ese deseo de ser lo que no tenemos que ser, viene directamente de que no tenemos ni idea cuál es nuestro verdadero propósito… Por eso en este post, vamos a seguir reflexionando sobre este tema central y fundamental de nuestra vida. De tener claro esto depende que nuestra vida tenga sentido y que seamos felices desde ahora….


¿Te pusiste a pensar que tu vida no es una casualidad? Dios planificó tu nacimiento, ni siquiera fueron tus papás. En la mente de Dios ya existías mucho antes de que seas concebido por tus padres.

¿Te das cuenta de que el hecho de que en este mismo momento vos estés respirando, no es una casualidad del destino, ni suerte, ni una coincidencia?


Fuiste diseñado por el mejor diseñador que puede haber, Él hizo el diseño de todas las características de tu cuerpo, eligió cual iba a ser tu raza y tu color de piel, y cualquier otro detalle a propósito. También te dio todos los talentos innatos que tenés y te dio una personalidad especial.


Así como Miguel Ángel vio al “David” dentro del mármol, Dios te esculpió a medida, tal y como Él quería que fueras. Y justamente como te hizo con un propósito, también decidió cuándo ibas a nacer y cuánto vas a vivir.

Y como si esto no fuera ya sorprendente e impactante, también planificó el lugar donde ibas a nacer, y donde ibas a vivir para cumplir con tu misión. Por eso estoy muy segura cuando te digo que no sos un accidente, y que como dice Einstein: “Dios no juega a los dados”, por eso nada de lo creado es fruto del azar, ¡mucho menos vos!


Dios no hace nada por casualidad, y tampoco se equivoca, incluso aunque pensemos que sí, (por algunas circunstancias que no nos gustan o que nos duelen), la realidad es que Dios tuvo en cuenta el fallo de los humanos, incluso el pecado. Por eso, aunque pueda haber padres ilegítimos, no existen los hijos ilegítimos…. Y da igual si para vos tus papás son buenos, malos o indiferentes…Dios los eligió porque sabía que tenían las características genéticas exactas y el ADN necesario para crearte…

Por eso es importante que te convenzas de que nada es arbitrario en tu vida. Todo tiene un propósito… Dios tiene un fin para cada cosa que creó… y ¡¡el principal motivo que tuvo Dios para crearte es su Amor!! ¡Dios es amor! Y para nuestra gran alegría, somos el centro de su amor, y somos lo más valioso de toda la creación. ¡Fuiste creado como lo más especial del amor de Dios! Él te creó para poder amarte. Realmente podés basar tu vida en esta verdad…


Y suponiendo que pudiéramos existir sin que Dios existiera, todos seríamos unos accidentes, y un resultado azaroso y fortuito de una lotería astronómica en el universo…, no estarías leyendo este posteo, y tu vida no tendría ningún sentido ni significado. No habría ni mal ni bien, ni habría esperanza una vez que terminen tus pocos años de vida….

Por eso, aunque en tu vida haya situaciones adversas, cruces que son muy dolorosas, confiá en que sos muy muy amado por Dios, y reconfortate en su amor. No desaproveches la oportunidad que nos da la soledad o el dolor para volverte a Él, porque muchas veces pasa que mientras todo va bien según nuestros gustos, ni siquiera pensamos en Dios….


Por eso como dijimos en el posteo anterior: “Encontramos nuestro propósito y sentido cuando ponemos a Dios como el punto de partida de nuestra vida”.

“La única manera de poder entenderse uno mismo con certeza es por lo que Dios es, y por lo que Dios hace por mi”… Dios te creo por un motivo, ¡y tu vida tiene una razón de ser muy profunda!


Es esencial entonces empezar con Dios, y orientar toda tu vida (pensamientos, sentimientos y acciones) en la búsqueda de tu verdadero propósito y misión. Es la única manera de que seas tu mejor versión y de que logrés la grandeza.


Esperamos ayudarte y acompañarte en esta aventura de encontrar el sentido de tu vida y tu misión personal.

No dejes de leer los próximos posteos. Te dejamos una reflexión para la semana, y una pregunta para que vayas respondiéndote… ¡ah! Y un bonus track de un poema que me encanta y que estoy segura te va a movilizar.


Reflexión: No soy un accidente. Soy una obra maestra del mejor artista: Dios.

Pregunta para responderme: Habiendo tomado conciencia de que Dios me creó de forma especial, ¿reniego de algún rasgo de mi personalidad, o de mi aspecto físico, o de algún antecedente en vez de aceptarlo?

Bonus track:

NADA TE TURBE


Nada te turbe, nada te espante, todo se pasa, Dios no se muda, la paciencia todo lo alcanza. Quien a Dios tiene nada le falta. ¡Sólo Dios basta!


Eleva el pensamiento, al cielo sube, por nada te acongojes, Nada te turbe. A Jesucristo sigue con pecho grande, y, venga lo que venga, Nada te espante.


¿Ves la gloria del mundo? Es gloria vana; nada tiene de estable, Todo se pasa. Aspira a lo celeste, que siempre dura; fiel y rico en promesas, Dios no se muda.


Ámala cual merece Bondad inmensa; pero no hay amor fino Sin la paciencia. Confianza y fe viva mantenga el alma, que quien cree y espera Todo lo alcanza.


Santa Teresa de Ávila





#motivación #católico

0 vistas
¿Ya leíste nuestro blog?
¡Escribimos cada post especialmente para la comunidad de Charlas CAT!

Charlas CAT© Copyright 2017 
All Rights Reserved | 
info@charlascat.org