top of page
Católicos_Creativos_Blog.png

SIEMPRE COMENZANDO….

Hace unos años, en mi adolescencia, una monjita, me dijo algo que me quedó grabado a fuego… tanto, que desde ese momento lo tomé como lema personal en mi camino de búsqueda de santificarme.




Yo estaba muy frustrada hablando con ella, de tantos buenos propósitos y deseos que tenía de servir a Dios y de querer santificarme, pero que pronto se diluían por mis errores, mis caídas, mis debilidades, mis ingratitudes para con Dios, mi poca o nula fuerza de voluntad, mis defectos de temperamento, etc, etc, etc….




Entonces ella me dijo: —Magdalena, la santidad no consiste en no caer nunca. La santidad consiste en levantarse siempre cada vez que caemos…

Quizá este comentario no te resulte para nada impactante, ni nuevo, ni revelador, pero para mí en ese momento fue como si Dios me hubiese abierto el Mar Rojo para que pase… Desde ese momento nunca más perdí la esperanza de poder ganarme el cielo y ser santa con la ayuda de Dios.


Porque siendo sincera, no podía aspirar a no caer más, por más buena voluntad o buenos deseos que tuviera… Me conocía lo suficientemente bien como para engañarme a mí misma creyendo que iba a ser todo ascensión en mi búsqueda de la santidad.


De lo que sí estaba segura de poder hacer, era de levantarme todas las veces, y sobre todo aspirar a levantarme con más fuerza y con más ímpetu después de caerme…


No me gustaba perder en los deportes, ¡ni siquiera en un juego de mesa! así que menos me iba a gustar perderme el mayor premio al que puedo aspirar, que es el Cielo.


Con esos pensamientos que se me grabaron a fuego en el corazón, desde ese momento, estoy siempre comenzando… siempre…


De hecho, podría declararme “experta en recomenzar” 😅


Si no sonase a broma, cuando me preguntan cuál es mi mayor talento, tranquilamente podría responder sin dudarlo que es: “estar siempre comenzando…”



¡Nunc Coepi! = ¡Ahora comienzo! Es un buen lema ¿verdad?

Además, si tomamos conciencia de que el único momento que tenemos para amar a Dios y santificarnos, es el momento presente, todavía tiene más sentido…


Hace unas semanas estuve de Ejercicios Espirituales Ignacianos (nunca me voy a cansar de recomendarle a todo el mundo que los haga), y una de las pláticas fue sobre “El instante presente”. Estuve entusiasmada toda la plática, porque mi “siempre comenzando” encajaba perfecto con el aprovechamiento del tiempo presente…


Entre las cosas que el padre Ariel dijo en esa plática que más pude aprovechar, y que espero que vos también después de leer este post, es que lo único que nos pertenece es el momento actual” y lo genial es que justamente es donde está Dios…


¡Como Dios está fuera del tiempo, es un eterno presente… donde podemos encontrarnos siempre con Él, es justamente en el instante presente!

¡Cada instante está lleno de la presencia de Dios!

Si viviéramos conscientes de esto, seríamos felices todo el tiempo.


Por lo tanto —como decía el padre—, es en este paréntesis (entre el pasado y el futuro) en el que realmente podemos santificarnos.


El presente es un gran regalo de Dios, y depende del uso que le demos, el potencial que tenga… En el presente siempre tenemos la oportunidad de recomenzar, de empezar de cero, de “resetear” nuestra vida. 🙂


El presente nos da esperanza y nos ensancha el corazón, porque podemos hacer algo con él. Y así con esta actitud y disposición por comenzar de nuevo, (las veces que haga falta), le entregamos a Dios nuestro pasado para que lo cubra con su Misericordia, y le dejamos nuestro futuro para que lo impregne con su Providencia, y nos centramos en el AHORA.


Las preguntas que me gustaría que te hagas son: ¿cómo puedo aprovechar el momento presente para santificarme, para acercarme más a Dios, para ganar méritos para el Cielo?, ¿cómo espera Dios que use el momento presente que me regala?...

Tenemos que desarrollar esa capacidad de vivir el presente como Dios quiere.


La misma palabra, “presente” hace alusión a un regalo… vivámoslo así, como una gracia, como un “talento” que tenemos que multiplicar.


Como también dijo el padre en esa plática, es cierto que los santos hablan de “pasos”, “moradas” y “etapas” en la vida espiritual, pero “el camino hacia la perfección tiene un solo peldaño esencial: EL AHORA, EL HOY”.


Para terminar quiero compartirles un hermoso Himno, que creo que ayuda a condensar lo que quise transmitir en este posteo:


“COMO EL NIÑO QUE NO SABE DORMIRSE”

Como el niño que no sabe dormirse
sin agarrarse a la mano de su madre,
así mi corazón viene a ponerse
sobre tus manos, al caer la tarde.

Como el niño que sabe que alguien vela
su sueño de inocencia y esperanza,
así descansa mi alma segura
sabiendo que eres Tú quien nos aguarda.

Tú endulzarás mi última amargura,
Tú aliviarás el último cansancio,
Tú cuidarás los sueños de la noche,
Tú borrarás las huellas de mi llanto.

Tú me darás mañana nuevamente
la antorcha de la luz y la alegría,
y, por las horas que te traigo muertas,
Tú me darás una mañana viva. Amén.


¡Les deseo una excelente semana queridos amigos de CAT! Pidamos a Dios que renueve nuestras fuerzas para recomenzar todas las veces que haga falta, la lucha y el camino para ganar el cielo. Que nos dé su gracia y su ayuda, que con eso, vamos a lograrlo, si no nos cansamos de estar siempre comenzando…


Como decía Santa Teresita: ¡Oh Jesús, para amarte no tengo nada más que HOY!


¡Nunc Coepi amigos! AHORA COMENZAMOS… 💪🙏



Si te gustó este post, ¡compartilo! y no dejes de darle like y suscribirte, al final de esta página, para recibir novedades. También podés seguirnos en Instagram, Spotify y YouTube.



Entradas Recientes

Ver todo

7 Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating
Lucia Furlán
Lucia Furlán
Oct 09, 2023
Rated 5 out of 5 stars.

Gracias Magui por escribir!! Se extrañaban tus palabras que siempre dan ánimos!! 🥹

Que todos tengamos la valentia de decir ¡ahora comienzo!

Like
Magdalena Martínez
Magdalena Martínez
Oct 09, 2023
Replying to

Muchas gracias Luci querida!! 🤗🤗 💪🏻💪🏻

Like

Mara Vega
Mara Vega
Oct 06, 2023
Rated 5 out of 5 stars.